TRES DE CADA 10 AUTOMOVILISTAS MANEJARON BAJO INFLUJO DEL ALCOHOL

De 420 pruebas de alcoholemia practicadas en Colima, 138 resultaron con algún grado de alcohol en la sangre, refiere la Secretaría de Salud
Tres de cada 10 conductores a quienes se aplicó la prueba de alcoholemia durante la Semana Santa en el municipio de Colima manejaban bajo el influjo del alcohol, lo que disminuyó su capacidad para atender situaciones de riesgo y causó desatención a las señales de tránsito, señaló la Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado.

Al referirse a los cinco operativos de alcoholimetría que se realizaron de manera conjunta con diversas instituciones de los tres niveles de gobierno en diversos puntos de esta ciudad capital y en balnearios del municipio de Colima para prevenir los accidentes, la dependencia precisó que se aplicaron 420 pruebas de alcoholemia, de las cuales 282 resultaron negativas, es decir, eran conductores con dominio pleno de facultades para circular responsablemente en el tránsito.

En cuanto a los restantes 138 conductores, indicó que éstos conducían bajo algún nivel de alcohol en la sangre, por lo que se hizo sensibilización entre ellos sobre los riesgos que implican para ellos y los demás automovilistas conducir bajo estas condiciones.

En base a los resultados de las pruebas que se realizan con el equipo de alcoholimetría, 107 conductores lo hacían con el nivel permitido de 0.40 grados -equivalente a una copa de vino o una cerveza-, por lo que se les permitió seguir manejando, aunque disminuidos en su capacidad para atender situaciones de riesgo.

Las otras 31 personas con cierto grado de alcohol fueron catalogadas no aptas para seguir conduciendo, ya que bajo estas condiciones se reduce la visión, lo que ocasiona desatención de los conductores a las señales de tránsito que no pueden ser percibidas y generan condiciones de alto riesgo para ellos y los demás automovilistas.

La Secretaría de Salud dijo que en el mismo período vacacional también se realizaron acciones de sensibilización y regulatorias para prevenir los accidentes, como la colocación de vehículos chocados en Colima y Manzanillo, una brigada preventiva de información en Colima y una brigada “Vigilante infantil” en la caseta de peaje de Cuyutlán, en Armería.

Síguenos en Twitter

Búscanos en Facebook

Suscríbete a nuestro canal de videos