Síguenos en Twitter

Búscanos en Facebook

Suscríbete a nuestro canal de videos

Lupus inicia entre 17 y 35 años; afecta más a mujeres

La mayoría de los casos de lupus eritematoso sistémico (LES) o lupus se presentan en mujeres, por lo general al inicio de la edad reproductiva, con un
La mayoría de los casos de lupus eritematoso sistémico (LES) o lupus se presentan en mujeres, por lo general al inicio de la edad reproductiva, cuya susceptibilidad está determinada por factores genéticos (más del 8 % de las pacientes con LES tienen un familiar de primer o segundo grado con la enfermedad), señaló la Secretaría de Salud y Bienestar Social.

Añadió que un estudio en México indica que LES suele comenzar entre los diecisiete y treinta y cinco años, con una relación mujer: hombre de 10:1, siendo menos marcada cuando la enfermedad inicia en edad pediátrica o después de los 60 años.

En el marco del Día Mundial del Lupus, la dependencia dijo que también se han implicado infecciones virales, luz ultravioleta y fármacos. Y aunque el padecimiento no tiene causa conocida, las investigaciones evidencian la implicación de actores genéticos, hormonas e infecciones incluso víricas.

Informó que esta es una enfermedad crónica del tejido conjuntivo que se caracteriza por la inflamación de los órganos afectados, como la piel, el hígado, el corazón, el cerebro, los pulmones; es decir, es un padecimiento crónico autoinmune que puede afectar prácticamente a cualquier parte del cuerpo.

Existen tres tipos de lupus: discoide (cutáneo), sistémico y el secundario a medicamentos. El primero siempre se limita a afectar la piel -se identifica por ronchas-; el segundo es generalmente más severo que el primero y puede afectar casi cualquier órgano del cuerpo; mientras que el secundario se presenta después de algún tiempo de tomar fármacos recetados para diferentes enfermedades.

Los primeros síntomas de esta enfermedad, cuyo diagnóstico es difícil, son dolor articular, fatiga, manchas cutáneas y fiebre, llegando a imitar a otras enfermedades como la artritis reumatoide o la esclerosis múltiple.

Indicó que con una alimentación saludable se puede prevenir la inflamación -uno de los síntomas principales del lupus-, recomendando también hacer ejercicio y tomar suplementos, así como evitar hábitos negativos como el tabaco y el alcohol.

Según información mundial sobre el lupus, más de cinco millones de personas en el mundo, en su mayoría mujeres, luchan cada día con las consecuencias discapacitantes que provoca el lupus, misma que ocasiona que el sistema inmunitario ataque a los tejidos de su propio organismo y hasta pueda poner en riesgo la vida.