Síguenos en Twitter

Búscanos en Facebook

Suscríbete a nuestro canal de videos

Atienden trastornos psicóticos en Hospital de Ixtlahuacán

Alteraciones mentales por consumo de sustancias, esquizofrenia y trastorno bipolar, los principales motivos de ingreso al pabellón psiquiátrico
El principal motivo de ingreso al Pabellón Psiquiátrico de Ixtlahuacán es el trastorno psicótico por consumo de sustancias o drogas (generalmente metanfetaminas), seguido por la esquizofrenia y el trastorno bipolar, informó la Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado en el marco del Día Mundial de la Salud Mental.

Al respecto, la dirección del Hospital General de Ixtlahuacán citó que en 2017 hubo 292 pacientes hospitalizados y en lo que va de 2018 se han registrado 220 internamientos en la citada área, de los cuales el 55 % son hombres relacionados con el consumo de drogas.

El trastorno psicótico inducido por sustancias se caracteriza por alucinaciones y/o ideas delirantes debido a los efectos directos de una sustancia o la abstinencia de una sustancia en ausencia de delirio, las cuales deben ser superiores a las que normalmente acompañan una simple intoxicación o abstinencia de sustancias.

Este trastorno mental no se resuelve con la hospitalización -aunque ésta representa el inicio del tratamiento-, y sólo se busca controlar la irritabilidad, agresividad, alteraciones en el pensamiento y la conducta, para enseguida continuar con el proceso de rehabilitación en algún centro especializado.

Los trastornos psicóticos son problemas mentales graves que causan ideas y percepciones anormales, por lo que la persona pierde el contacto con la realidad, siendo los síntomas más característicos las alucinaciones y los delirios.

La Secretaría de Salud añadió que ante un cambio en la conducta, relaciones personales, estado de ánimo, rendimiento o productividad, hay que sospechar que algo está pasando en la mente y que es importante ir a atención profesional para identificar si estas alteraciones son por un problema mental.

Por eso, pidió acudir a los centros de salud en donde hay personal médico capacitado para la detección temprana de algún problema de salud mental, ya que existe un atraso de hasta 10 años en el diagnóstico de los trastornos mentales, lo que retrasa el inicio del tratamiento.