Síguenos en Twitter

Búscanos en Facebook

Suscríbete a nuestro canal de videos

Linfoma se cura con tratamiento oportuno en Instituto de Cancerología

18 de Septiembre de 2019
En el Instituto Estatal de Cancerología se da tratamiento a pacientes con linfoma, cuya recuperación alcanza el 85 % de los casos si se detecta en eta
El linfoma o cáncer que se forman en el sistema linfático del cuerpo es tratado en el Instituto Estatal de Cancerología de la Secretaría de Salud y Bienestar Social con quimioterapia y radioterapia con buena posibilidad de curación de hasta un 85 por ciento si se detecta en etapa temprana.

El servicio de Hematología del Instituto Estatal de Cancerología explicó hay dos tipos de linfoma, el de Hodgkin y de no Hodgkin. En el caso del primero, el 85 % de los pacientes llegan a curarse si se detecta en forma temprana; mientras que la tasa de curación del no Hodgkin –el más común en el sexo masculino y el sexto en el femenino-tiende a disminuir de 40 a 70 %.

En el marco del Día Mundial del Linfoma, señaló que el tratamiento inicial del linfoma es con quimioterapia (medicamentos) y el resto de las terapias dependerá de la respuesta al tratamiento inicial y del estadio clínico del paciente, considerándose la radioterapia como un tratamiento de consolidación para asegurar una curación mayor.

Agregó que el tratamiento del linfoma es gratuito en el Instituto de Cancerología para los afiliados al Seguro Médico Popular, a través del Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos, y reportó que el linfoma no Hodgkin es la séptima causa de morbilidad por tumores malignos con el 4 % del total de los casos de cáncer que son atendidos en esta institución.

El linfoma es un cáncer que se desarrolla en las células del sistema linfático o redes del organismo en donde se encuentran las principales células que combaten un problema infeccioso, afectando principalmente las cadenas gangliolares cervicales y de la parte interna del tórax.

Diagnosticar un linfoma cuando inicia es complicado, ya que sus síntomas como cansancio, fiebre, pérdida de peso, inflamación de los ganglios linfáticos y sudoración nocturna se pueden confundir con otros padecimientos.

Sin embargo, la presencia de una bolita en el cuello, axilas o ingle, es una señal de que puede ser este padecimiento, por lo que se hace una valoración del especialista y se considera la toma de una biopsia del ganglio.

No hay una causa específica para el linfoma -aunque depende de la condición genética de la persona- ni tampoco se puede prevenir. No obstante, el sobrepeso y la obesidad es un factor importante para desarrollar estas patologías, de ahí que los hábitos como el ejercicio o la actividad física combaten el desarrollo de las mismas.


Colima, Col., a 14 de Septiembre de 2019